dilluns, 27 agost de 2007

TIPOS DE CERDOS ESPAÑOLES

Desde la llegada de los primeros cerdos a la península han surgido un número indeterminado de razas, unas que durante muchos años se han desarrollado y adaptado a distintas zona de nuestra geografía y se han ido mezclando con los jabalíes autóctonos de la zona. Las diferentes razas porcinas españolas se clasifican en dos grandes grupos:

- El grupo céltico o blanco del que derivan varias razas como por ejemplo la gallega, el chato victoriano, el lermeño de Burgos y el batzán navarro. Estos cerdos se suelen encontrar en la mitad septentrional del país y se suelen explotar de forma intensiva, es decir, viven en una granja sin poder disfrutar de libertad.
- El grupo ibérico o negro, más que una raza pura es un cruce, de las que han salido un sinfín de ellas como por ejemplo el lampiño del Guadiana, el negro entrepelado del cordobés valle de Los Pedroches, el balear, el chato murciano, el negro canario y las llamadas razas coloradas: torviscal, campiñesa, retinta y manchada de Jabugo. Los cerdos ibéricos los encontramos, sobretodo, en la mitad meridional del país y se suelen explotar de forma extensiva, es decir, viven libres en el campo y no están encerrados en una granja.